Noticias

Menú

Software libre y su espacio en las compras públicas

En el marco de un seminario sobre Software Público  organizado por ChileCompra y Desarrollo Digital del  Ministerio de Economía, el director de ChileCompra, Felipe Goya, abordó el tema del software libre y la creación de un convenio marco que facilitará su desarrollo y adquisición por parte de los organismos del Estado. Especialmente instituciones del Gobierno Central realizaron adquisiciones durante 2009 más de US$ 95 millones en diversos tipos de software. “Abandonar los dogmatismos y ser pragmáticos” fue la recomendación de Goya tanto para los organismos públicos como para las empresas. privadas.

En el marco de un seminario sobre Software Público  organizado por ChileCompra y Desarrollo Digital del  Ministerio de Economía, el director de ChileCompra, Felipe Goya, abordó el tema del software libre y la creación de un convenio marco que facilitará su desarrollo y adquisición por parte de los organismos del Estado. Especialmente instituciones del Gobierno Central realizaron adquisiciones durante 2009 más de US$ 95 millones en diversos tipos de software. “Abandonar los dogmatismos y ser pragmáticos” fue la recomendación de Goya tanto para los organismos públicos como para las empresas.Software libre no es lo mismo que software gratuito. Sin embargo, muchas veces puede ser sinónimo de ahorro y desarrollo. El tema, que parece romper los dogmas imperantes  respecto de materias como propiedad intelectual y costos de la tecnología, ha comenzado a penetrar con fuerza en círculos especializados y fue abordado en el seminario “Softwarepublico.cl, más allá del Gobforge”, organizado por ChileCompra y Desarrollo Digital, del Ministerio de Economía.

Gobforge es el repositorio de aplicaciones creadas en software de fuente abierta con que cuentan las instituciones del Gobierno Central. En otras palabras, es como un enorme disco duro con programas en código libre con el que cuenta la comunidad tecnológica de más de 3 mil integrantes que reúne a los funcionarios públicos encargados de implementar las tecnologías de la información y comunicación, TICs, en la gestión del Estado.

Más allá de ese repositorio ha nacido un nuevo enfoque que aconseja flexibilidad a la hora de resolver en materia de software, tanto para las empresas PYMEs como para el Estado.

Felipe Goya, director de ChileCompra, alertó en su presentación acerca del enorme potencial en ahorros y estandarización contenido en las soluciones de software libre, considerando las importantes cifras que se emplean hoy por hoy sobre todo en la adquisición de licencias. Según Goya, son recursos que pudiesen ahorrarse.

“El gobierno central chileno adquirió software por más de US$95 millones en 2009 – informó Goya –  Sólo a través de la tienda virtual ChileCompra Express el Estado invirtió US$ 3 millones en licencias de Microsoft Office, unas 10 mil aproximadamente”.

Goya enfatizó que los ahorros al resolver por la vía de las soluciones de código abierto pueden ser importantes y ejemplificó con el nuevo sitio informativo de ChileCompra, cuyo desarrollo se basó en el uso de una aplicación gratuita de administración de contenidos, Joomla, sobre la cual solamente hubo que invertir en algunos complementos pagados pero muy económicos.

Por ahora el desbalance entre software comercial propiamente tal y el software libre es absoluto. El grado de penetración de soluciones abiertas en el sector público es mínimo, de acuerdo con el Estudio de Uso de Software Libre comisionado por la Desarrollo Digital al Departamento de Ciencias de la Computación de la Pontificia Universidad Católica de Chile en su edición 2008-2009.

Para revertir tal situación, de acuerdo con el estudio, es necesario “mantener una política del sector público chileno”, en términos de no discriminar positiva o negativamente el uso de soluciones y modelos de licenciamiento FLOSS (Free-libre-open-source-software) o propietario. Otros criterios básicos guardan relación con la interoperabilidad, la Imparcialidad Tecnológica Informada y la replicabilidad, entre otros.

En este escenario, ChileCompra prepara un convenio marco para facilitar la contratación de software que resguarda para el Estado la propiedad intelectual sobre el desarrollo y cada una de sus etapas que se regirá por los criterios expuestos en la Directriz N°8, sobre  Instrucciones para la contratación de bienes y servicios relacionados con Tecnologías de la Información y Comunicaciones.

“El Estado contratará más software lo que implicará mayor productividad – concluyó Goya – La Industria tendrá acceso a más oportunidades de negocio. Por el lado de la empresa privada, si las PYMEs  apoyaran su propia gestión en software libre podrían incrementar considerablemente su productividad a costos muy bajos. Todos ganan”.

Volver
Subir