Noticias

Menú

Programa de apoyo en Compras Públicas culmina en su fase teórica

Luego de cuatro semanas de instancias variadas de capacitación, el grupo de compradores públicos que participó en el programa de apoyo a las compras públicas culminó los talleres.

Luego de cuatro semanas de instancias variadas de capacitación, el grupo de compradores públicos que participó en el programa de apoyo a las compras públicas culminó los talleres. Ahora prosigue la etapa de aplicación de los planes de trabajo. El mismo programa se repetirá en regiones a partir de este mes.

Por su parte, los asistentes evaluaron positivamente esta oferta de mejora de parte de la División Clientes de ChileCompra y pondrán manos a la obra para implementar las intervenciones programadas en sus servicios.

La fase de teoría, por así decirlo, del “Programa de Apoyo a las Compras Públicas”, culminó el pasado 2 de septiembre. Siempre desarrollado en el auditorio del Registro Civil, el programa duró ochos jornadas distribuidas en cuatro semanas, y en éste participaron 29 instituciones entre municipios, gobierno central y servicios del sector Salud de la región metropolitana.

“La primera parte, que incluía exposiciones sobre el sistema, talleres y visitas culminó -explicó Dora Ruiz, jefa del Departamento de Monitoreo de Clientes de ChileCompra – y ahora se inicia la segunda parte, la de acompañamiento y elaboración de la implementación de programas de aquí a noviembre, a partir de la información que lograron detectar como insumos para las propuestas de mejora. Los resultados deberíamos verlos a finales de noviembre. Este grupo de personas han sido privilegiado  tanto por la variedad de los contenidos como por los expositores, pues pudieron profundizar en los temas en la medida que han requerido, trabajar en grupos, conocido a pares y extraer de la experiencia el conocimiento que puedan aplicar en sus propias instituciones”.

Algunos de los servicios e instituciones que participaron en el programa ya han experimentado mejoras en su gestión. De hecho, la evaluación de los participantes de cada jornada, en promedio 85 personas, evaluaron muy positivamente los talleres en función de varios criterios como Aplicabilidad de los Contenidos a la Gestión Diaria, Contenidos apropiados a sus necesidades, Claridad en la explicación de los contenidos y Conocimiento de los temas abordados. La nota de Evaluación del Programa fue, como promedio general de 6,4, en una escala de 1 a 7. El promedio de nota para los relatores fue 6,4 también, mientras que la nota de la evaluación de las Visitas a Terreno marcó un promedio general de 6,6.

Noelia Machuca, ingeniero comercial y recientemente nombrada nueva Jefa de los Centros de Responsabilidad de Abastecimiento del Instituto Nacional del Cáncer, opinó que:”La experiencia en este programa ha sido bastante buena y nos ayudó mucho a aclarar las ideas. Yo estoy aún en proceso de inducción y en los talleres me han dado ciertos tips para ordenarme y empezar mi nuevo trabajo. Lo fundamental, respecto del Instituto Nacional del Cáncer, principalmente es capacitar a nuestro cliente ixterno, en orden a cómo hacer un pedido, por ejemplo, o hacer entender a los servicios cómo adecuar sus necesidades. Siempre en nuestra gestión hay bastantes proveedores y ciertos problemas de comunicación con ellos. Cuando nosotros hacemos un proceso de compras por un producto que se requiere con urgencia, se nos acortan los plazos, y dada la naturaleza del Instituto y su quehacer, a veces hay que apagar incendios. Eso significa que es necesario buscar la alternativa que sea para contar con los suministros críticos”.

Machuca profundizó explicando que esas particularidades de la gestión de abastecimiento en la organización en la que se desempeña han sido incorporadas al estudio de brechas realizado en el Programa y son parte del trabajo que se viene de aquí a noviembre.

Por su parte, Jorge Ubal, Auditor del  Instituto Nacional del Cáncer, explicó que:”Como auditor interno tengo una visión más general. Hay problemas que tienen que ver con la gestión de inventario, inventarios previos y relación de los procesos con la contabilidad. El resultado podría ser un manual de procedimientos entendido por todos los actores, desde la gente de bodega y adquisiciones, que opere como un reloj bien articulado y coordinado. Asimismo, es preciso socializar el proceso de compras públicas en el interior de la institución”.

 

Volver
Subir