Menú

Probidad para proveedores

La probidad es una responsabilidad tanto para compradores como proveedores del Estado. Considerando que las compras públicas son una de las actividades más vulnerables al mal uso de los recursos públicos (según la OCDE, el 57% de los casos de soborno tienen relación con las compras gubernamentales) en febrero de 2018 publicamos una directiva y un Decálogo de Probidad que entrega recomendaciones para prevenir la corrupción, respondiendo dudas respecto a qué hacer frente a los lazos de parentesco que como proveedor tengas con un comprador público que está efectuando la compra y si es posible, por ejemplo dar regalos a los funcionarios de una institución de la que soy proveedor, aunque sea una libreta o un lápiz.

Sin embargo, el accionar más relevante en materia de probidad está concentrado en la tarea que realiza el Observatorio ChileCompra, en la detección de oportunidades de mejora en los procesos de compra de los organismos públicos, gestión que se efectúa a través del monitoreo de procesos con uso de herramientas de Business Intelligence; de la detección de conductas recurrentes sistematizables como alertas y la gestión de reclamos por potenciales irregularidades en probidad y por pago oportuno.

Para fortalecer el monitoreo, el Observatorio tiene a disposición de toda la ciudadanía un canal de denuncias con identidad reservada, por el que puedes informar sobre una situación que a tu juicio atente contra la probidad, la transparencia o la integridad de uno o más procesos de contratación realizados por las entidades del Estado.

¿Necesitas informar irregularidades en las compras públicas?

Visita nuestro canal de denuncias

Volver
Subir